lunes, 4 de julio de 2011

República Romana. Anónimo con delfín. RRC 80/1a

Ave.

Este denario es uno de los llamados republicano anónimo, es decir sin ligazón a una determinada familia, o gens. Para su explicación me he centrado tanto en los inicios del denario y sus orígenes socio-políticos, como en la exposición de los tipos de anverso y reverso.

La moneda en cuestión es:

ImagenImagen

Anverso: busto de Roma con casco, a der.; detrás, X. Grafila de puntos alrededor.
Reverso: Dioscuros a caballo a der.; debajo, delfín; en ex., ROMA. Grafila de puntos alrededor.
RRC 80/1a, 209-8 aC.
ex-Künker, subasta 124, lote 8237.

Durante los primeros años de la Primera Guerra Púnica (218-201 aC) Roma sufrió un desabastecimiento de plata y bronce que llegó a niveles críticos. Consecuentemente el Senado decidió costear los gastos de las legiones pidiendo prestado dinero y grano al rey Hiero II de Siracusa, y doblando el impuesto sobre la tierra (tributum duplex), pero la medida fue insuficiente para cumplir con las obligaciones financieras. El estado romano decidió resolver el dilema mediante la primera devaluación de su moneda en 213-212 aC. El quadrigatus fue devaluado un 50% a partir de sus peso original que oscilaba entre 6 (las más modernas) y 7.2 g (las más antiguas). La República consiguió así pagar las deudas con denarios devaluados a la mitad (1).
La introducción del sistema del denario estuvo formada por victoriato y denario, ambos de plata, y sextante, de bronce. Crawford escoge la fecha de 211 aC, o como mucho el año anterior, para la introducción del denario, y lo considera probado mediante: 1) los hallazgos realizados en España en Italia; 2) la multiplicidad de cecas y su posterior inhabilidad para mantener el estándar de peso del bronce – ambos casos se explican debido a la guerra contra Aníbal, cuando Roma perdió el control de una buena parte de Italia y sus comandantes tuvieron que decidir sus propias acuñaciones, existiendo además el ya mencionado desabastecimiento de metal; 3) re-acuñaciones sobre monedas ya existentes que prueban que el estándar de peso del bronce iba devaluando por debajo del estándar semilibral; 4) acuñaciones de denarios tempranas, con marcas CA, producida en Canusium, y tres acuñaciones sardas, realizadas por (L.) C(ornelius), (P.) Ma(nlius Vulso) and (C.) Aur(unculeius), pretores de Cerdeña en 211, 210 y 209 aC respectivamente (2).

La prueba más temprana de unas relación oficial entre la plata y el bronce la proporciona el decussis de la última reducción de peso (cuadrante) antes de la introducción del denario (3). El denario de 4 escrúpulos, equivalente a 10 ases sextantales (con 48 escrúpulos cada uno de ellos) daba un ratio de 1:120, acercando las acuñaciones republicanas al sistema griego (4). Tras la creación de este sistema se le confirieron marcas de valor al oro, plata y bronce para reflejar explícitamente esta nueva relación; un escrúpulo de oro equivalía a 20 ases, y 4 escrúpulos de plata a 10, por lo tanto la relación entre el oro y la plata era de 1:8 (5). Harl menciona que las monedas de oro estaban devaluadas deliberadamente mediante la relación 1:8 debido al periodo de guerra y la mayor demanda de moneda de plata. Cuando los botines empezaron a llegar cargados de plata la relación revirtió a un nivel más típico de 1:10 ó 1:12, condenando consecuentemente los áureo de emergencia a ser fundidos (6).

Dentro del periodo inicial del denario se encuentran acuñaciones tanto anónimas como firmadas. Las primeras presentan menos problemas de descripción que las últimas, que necesitan un estudio especial, particularmente debido a que algunas de ellas eran anteriores a las firmadas (7). Los tipos de anverso y reverso de este periodo inicial permanecieron constantes – cabeza de Roma a derecha con casco y marca de valor X (=10 ases) detrás / los Dioscuros galopando a derecha, uno al lado del otro, cada uno sosteniendo una lanza, con la leyenda ROMA (inicialmente en tabla, luego en un rectángulo linear y finalmente en el exergo) en la parte inferior ( 8 ). Eckel, Kluegman y Cavedoni identificaron el anverso con Minerva, mientras Mommsen fue el primero en identificarlo con Roma con los atributos de Minerva. El tipo de los Dioscuros es uno de los más communes durante la República Romana, dado que estos dos dioses eran adorados en toda Italia (9). Más adelante trataremos estos tipos en mayor detalle.

Nuestra moneda pertenece estilísticamente a una ceca siciliana, con la figura de Roma con el visor del casco alzado. Todas las monedas pertenecientes a esta ceca muestran la cola del caballo más lejano frente a las patas traseras del caballo más cercano (10).

El mayor legado numismático de la Segunda Guerra Púnica fue la romanización del monetario y economía italianos. La devaluación republicana que instauró el denario permitió la introducción de un sistema monetario que perduró durante 450 años. Roma aprendió también cómo evitar problemas financieros en épocas de crisis mediante la devaluación de la moneda de plata y adoptando un sistema fiduciario para el bronce, emitiendo en estos casos monedas de oro únicamente de emergencia. La República descentralizó la acuñación de victoriatos, denarios y las denominaciones de bronce en Italia y Sicilia en 213-204 aC para acelerar la reacuñación del monetario anterior y permitir así un pago más rápido de salarios, con lo que el denario desbancó rápidamente las anteriores acuñaciones argénteas. Así pues fue el imperialismo, no el comercio, el que propagó de monetización de la Italia romana. En contraste con Grecia, con sus ejércitos de mercenarios y monedas de alta denominación, los romanos sorteaban los reclutamientos entre sus ciudadanos y aliados y pagaban salarios mínimos, con lo que fue más apropiada la creación de un sistema monetario basado en denominaciones más bajas, como el denario, y la larga lista de denominaciones bronceas apropiadas para los numerosos pequeños pagos necesarios en su peculiar presupuesto militar. Una vez en circulación, el denario y sus fracciones en bronce se probaron ideales para el pequeño comercio diario, adentrándose de manera definitiva en los mercados italianos, tanto de las ciudades como del campo. La monetización de las instituciones fiscales y la vida económica italiana procedió de este modo de un único proceso (11).

En cuanto a los tipos de nuestra moneda en cuestión, como hemos expuesto se cree que Roma apareció primero como una derivación de Minerva, la cual tomaron prestada los romanos de los etruscos y asociaron con la diosa griega Palas Atenea. Incluso cuando su origen fue ser las dos en una, Roma se empezó a diferenciar muy pronto de Minerva. En monedas republicanas de este periodo se suele representar solo su busto con casco. Durante el Imperio Roma se mostró con frecuencia como una figura guerrera en pie (12).

Imagen

De cualquier manera Roma nunca fue venerada como diosa excepto en algunas provincias bajo Augusto. El primer templo dedicado a ella en la Urbs fue en 135 dC por el emperador Adriano, y en todo caso no sola sino en conjunción con Venus (13). Mattingly y Robinson sostienen que la figura no es ni Roma ni Minerva, sino Bellona, la diosa romana de la guerra. Se basan en una comparación de numerosas monedas romanas que muestran a Roma (importada según los autores después de 200 aC, basada en escuela de pensamiento griego del momento) o a Minerva representadas en anverso con figura con busto y casco, y figura completa en reverso, contradiciendo así la representación inicial en los denarios. Además concluyen que el estilo también sugiere a Bellona, derivado parcialmente de la diosa de los didracmas y la de las uncias, asociada a Diana de Nemi. Finalmente sostienen que un denario de Sila que muestra a Bellona es muy similar a los denarios iniciales (14). El autor del presente estudio, habiendo comparado ambas fuentes, es de la opinión que la figura representada es Roma, debido a la época de introducción del denario, ya iniciada la Segunda Guerra Púnica, donde el objetivo propagandísto fue posiblemente ensalzar la ciudad de Roma, no el acto de la guerra al que los romanos ya estaban muy acostumbrados.

En cuanto al reverso, en las mitologías griega y romana Cástor y Póllux eran gemelos, hijos de Leda y Zeus/Tíndaro (Zeus era padre de Póllux, mientras Tíndaro lo era de Cástor), hermanos de Helena de Troya y Clitemnestra y hermanastros de Timandra, Phoebe y Philonoe. Se conocen colectivamente en griego como los Dioscuros, “hijos de Zeus”, y en latín como Gemini, los gemelos, o Castores. En el mito, debido a sus diferentes padres, Póllux era inmortal mientras que Castor era mortal. Cuando Castor murió Póllux pidió a Zeus que lo dejara compartir su propia immortalidad con su hermano gemelo para mantenerlos unidos, con lo que Zeus los transformó en la constelación de Gemini.

ImagenImagen

Se suelen representar a caballo, portando casco y lanza. Su rol de jinetes los hizo particularmente atractivos a la caballería y a los equites romanos. Cada año, el 15 de Julio, se celebraba la fiesta de los Dioscuros, con 1800 jinites desfilando por las calles de Roma en un elaborado espectáculo en el que cada jinete iba ataviado con el uniforme militar al completo y cualquier condecoración que hubiera obtenido. Los équites se adornaban además con con coronas de olivo y vestían la trabea. La procesión partía del templo de Marte y, prosiguiendo por las principales calles de la ciudad y el Foro, llegaba al templo de los Dioscuros, donde los miembros más ilustres de la orden ecuestre ofrecían un gran sacrificio a los dioses gemelos (15). La construcción del templo de Cástor y Póllux, localizado en el Foro, se inició para cumplir una promesa de Aulus Postumius Regillensis en agradecimiento por la Victoria romana en la gran batalla del lago Regillus contra los Latinos, particularmente Tusculum (16), en 495 aC.

Imagen

De acuerdo con la leyenda, los gemelos lucharon a la cabeza del ejército romano y posteriormente llevaron las nuevas de la Victoria de vuelta a la ciudad (17). Posteriormente fueron edificados otros dos templos a los Dioscuros, uno en el Circo Máximo y otro en el Flaminio. Completa el reverso la marca de control del delfín.

_____________________________________________________
NOTAS
(1) K.W.Harl, “Coinage in the Roman Economy, 300 BC to AD 700”, p.31 ss. The Johns Hopkins University Press, 1996.
(2) M.H.Crawford, “Roman Republican Coinage Vol.I”, p.28 ss. Cambridge University Press, 1974.
(3) M.H.Crawford, “Roman Republican Coinage Vol.I”, p.626. Cambridge University Press, 1974.
(4) E.A.Sydenham, “The Coinage of the Roman Republic”, p.xxv. Sanford J. Dust, 1976.
(5) M.H.Crawford, “Roman Republican Coinage Vol.I”, p.626. Cambridge University Press, 1974.
(6) K.W.Harl, “Coinage in the Roman Economy, 300 BC to AD 700”, p.33. The Johns Hopkins University Press, 1996.
(7) M.H.Crawford, “Roman Republican Coinage Vol.I”, p.8. Cambridge University Press, 1974.
( 8 ) D.R.Sear, “Roman Coins and Their Values, Vol.I”, p.80. Spink, 2000.
(9) X.Calicó, “Los Denarios Romanos Anteriores a J.C.”, p.13. X.&F.Calicó, 2000.
(10) M.H.Crawford, “Roman Republican Coinage Vol.I”, p.17. Cambridge University Press, 1974.
(11) K.W.Harl, “Coinage in the Roman Economy, 300 BC to AD 700”, p.33 ss. The Johns Hopkins University Press, 1996.
(12) Calgary Coin and Antique Gallery, http://www.calgarycoin.com/reference/myth/myroma.htm
(13) G.G.Belloni, “La Moneta Romana – Società, política, cultura”, p.72. Carocci editore, 1993.
(14) H.Mattingly & S.G.Robinson, “The Date of the Roman Denarius and Other Landmarks in Early Roman Coinage”, p.29 ss. Obol International, 1974.
(15) Greek Myth Index, http://www.mythindex.com/greek-mythology/D/Dioscuri.html
(16) G.G.Belloni, “La Moneta Romana – Società, política, cultura”, p.73. Carocci editore, 1993.
(17) Wikipedia, http://en.wikipedia.org/wiki/Castor_and_Pollux
Fotos cortesía de Wikipedia (excepto moneda: Ray).
(Publicado originalmente en http://www.denarios.org/ en Nov 2008. Editado con aportaciones de Rosae y Durmius).

Bene valeas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada